Ferros Café y Restaurante

Alergias e intolerancias alimentarias en restaurantes

Alergias e intolerancias alimentarias en restaurantes

Los casos de alergias e intolerancias alimentarias han ido creciendo exponencialmente en los últimos años en nuestro país. A consecuencia de este hecho, la normativa se ha vuelto más exigente con los establecimientos hosteleros obligándoles a informar acerca de los alérgenos que presentan los productos que venden sin envasar.

Para regular y concienciar al sector hostelero de la importancia de las alergias y de los peligros que pueden suponer, se aplica el Reglamento Europeo 1169/2011 (normativa general a la información alimentaria de los alimentos) y el Real Decreto 126/2015 (información alimentaria facilitada al consumidor).

¿Qué información contienen estas normativas?

Estas normativas obligan a ofrecer información sobre posibles alergias a todos los operadores alimentarios que ofrezcan productos con o sin envasar: tiendas, supermercados, restaurantes, establecimientos hoteleros, cafeterías, etc. Además de todas las empresas de transformación alimentaria que ya deben indicarlo directamente en su etiquetado.

En definitiva lo que se quiere conseguir con estos reglamentos es que la información acerca de los alérgenos que contienen los alimentos, esté disponible para los consumidores antes de la elección del plato. Además y es de estricta importancia que esta información esté contrastada y sea totalmente fiable.

Esto implica un gran trabajo adicional a los restaurantes, ya que deben tener un registro de todas las recetas y de los ingredientes que contienen cada una de ellas, para garantizar una seguridad total a sus clientes.

¿Cuáles son los alérgenos que se deben incluir por normativa?

A pesar de que existen infinidad de alimentos que pueden causar alergias, la normativa europea solo ha tenido en cuenta los alérgenos más frecuentes, obligando a declarar únicamente estos 14.

  1. Cereales que contengan gluten: trigo, centeno, cebada, avena, espelta, kamut o sus variedades híbridas y productos derivados.
  2. Crustáceos y productos a base de crustáceos.
  3. Huevos y productos a base de huevo.
  4. Pescado y productos a base de pescado.
  5. Cacahuetes y productos a base de cacahuetes.
  6. Soja y productos a base de soja.
  7. Leche y sus derivados (incluida la lactosa).
  8. Frutos de cáscara: almendras (Amygdalus communis L.), avellanas (Corylus avellana), nueces (Juglans regia), anacardos (Anacardium occidentale), pacanas [Carya illinoensis (Wangenh.) K. Koch], nueces de Brasil (Bertholletia excelsa), alfóncigos (Pistacia vera), nueces macadamia o nueces de Australia (Macadamia ternifolia) y productos derivados.
  9. Apio y productos derivados.
  10. Mostaza y productos derivados.
  11. Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo.
  12. Dióxido de azufre y sulfitos.
  13. Altramuces y productos a base de altramuces.
  14. Moluscos y productos a base de moluscos.

¿Cómo facilitar la información a los clientes?

  • A través de la carta o menú del establecimiento. Es la manera más sencilla para los consumidores:
    • Símbolos con los alérgenos.
    • Enumerando los alérgenos, facilitando su entendimiento con una leyenda.
    • Escribiendo en una tipografía más reducida el tipo de alérgeno al que se puede estar expuesto en la ingesta de cada alimento.
  • A través de un cartel informativo donde se indique que se puede solicitar información sobre los ingredientes y composición de los platos.
    información alergias alimentarias
  • Por vía oral, siendo el camarero el que explique al cliente la composición del plato. Es la manera menos recomendada, ya que el camarero puede equivocarse u olvidarse algún ingrediente, lo que supone un potencial peligro para los consumidores.
  • Elaboración de dossiers para consulta del consumidor, que contenga información sobre: Fichas de productos, etiquetas de ingredientes, recetas de los platos.
  • Informar al cliente de los alimentos que provocan alergias a través de códigos QR. Coloca un código QR genérico para colocar toda la carta de alérgenos, o bien coloca un código QR para cada plato, aprovechando para incluir información de interés sobre el mismo: fotos, vídeos…

Consejo Ferros

Nuestro consejo para todos los consumidores con intolerancias alimentarias es que insistan en conseguir la información sobre los alérgenos que contienen los alimentos y que no se conformen con cualquier explicación. Es importante que exijan la documentación necesaria que contraste la información recibida ya que es su salud la que está en juego.

Para cualquier consulta relacionada con alergias e intolerancias alimentarias póngase en contacto con nosotros. Nos importa tu salud.

Comentarios (0)

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies